Impermeabilización de Casas y Edificios

 

Para impermeabilizar azoteas, tanto para uso industrial, comercial o doméstico, hemos optado por los impermeabilizantes prefabricados de los cuales brindamos algo de información a continuación.

¿Qué sistema elegir?


Los sistemas de impermeabilización que hemos listado son los más usados en México y nosotros tenemos amplia experiencia en todos y cada uno de ellos. Cada uno tiene ventajas y desventajas, pero casi siempre la característica más determinante es la relación calidad-precio.

Algunos sistemas son muy baratos, como el impermeabilizante acrílico (el de cubeta que se compra a precio muy económico en ferreterías),  pero su baja eficiencia no garantiza una buena impermeabilidad de la superficie, además que su bajo rendimiento resulta en una gran cantidad de material necesario para "igualar" sistemas más eficientes y puede resultar más caro que ellos, incluso.

Respondiendo la pregunta, nosotros nos hemos decantado por el sistema de impermeabilizante prefabricado. para la mayoría de los casos comunes, aunque nosotros tenemos a nuestra disposición muchas opciones que pueden convertirse en la elección de nuestro cliente y de nosotros mísmos. Tenemos la formación técnica y experiencia para adecuarnos a cualquier clase de problemática.

Impermeabilizantes PREFABRICADOS


El uso de los impermeabilizantes prefabricados es una de las formas más prácticas, rápidas y eficientes en la actualidad. Protegen e impermeabilizan eficientemente los techos aunque existan cuarteaduras, grietas y juntas frías entre losas. Son especialmente adecuadas para losas prefabricadas, de vigueta y bovedilla, además de todo tipo de losas monolíticas, reticulares y catalanas, así como las del tipo ligero como Panel W o Convitec.

Este sistema es el comúnmente es conocido por la población en general al ser aplicado con soplete de gas, pero también puede ser aplicado haciendo uso de adhesivos especiales.

Entre las ventajas más remarcables de este sistema se encuentran:

  • Eliminan al momento filtraciones y goteras, ya que forman una capa contínua y totalmente impermeable que cubre las mismas grietas sin disolverse ni formar “pasos” de agua a través de la película impermeable.
  • Su espesor es varias veces mayor al de otros sitemas (en ocasiones hasta de 800%) y su membrana es más gruesa, resistente y queda protegida por un material que NO es sensible al agua.
  • El acabado de gravilla coloreada le da más resistencia al tránsito y a los rayos solares.
  • Impermeabiliza al instante ya que endurece en instantes y resiste la lluvia inmediatamente después de ser aplicado.
  • Su instalación es más limpia, rápida y cómoda

Los techos de madera y de espuma de poliestireno (unicel) recubierto con mortero y similares, son también techos en los que este sistema es especialmente adecuado, debido a su platicidad y elasticidad absorven movimientos mas fuertes, ya sea por asentamientos, temblores, etc.

Elementos del prefabricado


El término prefabricado se refiere a que todos los elementos de los trabajos de impermeabilización, excepto el primario, vienen integrados de fábrica en un solo manto (una sola pieza) el cual está conformado por estos elementos: membrana de refuerzo, recubrimiento impermeable y acabado reflejante.

Membrana de refuerzo: puede ser de fibra de vidrio o poliéster y provee protección mecánica al impermeabilizante y evita que este sea simplemente asfalto esparcido.

Recubrimiento impermeable: siendo este de asfalto modificado SBS (estireno-butadieno-estireno) el cual es una capa gruesa y es el material impermeable.

Acabado reflejante: gravilla reflejante de rayos solares y que también protege del posible tránsito al que esté sujeto, además de tener varios colores.

Garantía del sistema prefabricado


La garantía de estos materiales son determinados por dos variables, las cuales son el espesor del manto prefabricado y el material de refuerzo. El rango de garantía REAL y dada por escrito que nosotros damos a nuestros clientes está en el rango de 5 a 12 años.

Proceso de aplicación


Este sistema es muy eficiente, además de que el procedimiento de aplicación es más fácil y limpio que otros sistemas de impermeabilización. No obstante, la aplicación debe ser realizada por personal capacitado ya que la aplicación se realiza por termofusión, lo que implica el uso de un soplete de gas LP el cual no implica riesgo si es usado por personal calificado. Además es necesario realizar un sello correcto de los traslapes, de lo contrario no habrá una correcta impermeabilización.

1. Limpieza de la zona eliminando falsas adherencias, polvo, grasa y el impermeabilizante anterior. Una limpieza al 100% no es necesaria y, en la mayoría de los casos, impráctica y contraproducente ya que, en ocasiones, en las losas en mal estado se daña el concreto al intentar quitar material perfectamente adherido. Además, el sistema se basa en el perfecto sellado de los traslapes y juntas más que en una adherencia completa al techo.

2. Imprimación de la superficie para mejorar la adherencia y, como matapolvos, se recomienda una aplicación de primario o PRIMER (“primer”) asfáltico en una dilución de 3 a 1 en agua. No es necesaria una capa gruesa ya que el primario debe filtrarse en los poros. Mientras más baja sea la viscosidad (concentración), mejor será la penetración del material. La “pegajosidad” del primario combinado con una buena elasticidad del manto prefabricado dará una adherencia adecuada del rollo al techo.

3. Aplicación del rollo. Se debe empezar por las partes más bajas de la azotea, de tal manera que el flujo de agua se favorezca, sin topar en los traslapes mediante termofusión, fundiendo la parte inferior del rollo en forma regular. No es necesario fundir toda la superficie ya que el éxito de este sistema está en sellar perfectamente los traslapes. En caso de ser de 2 aguas, muy inclinada o cuando hay caída libre, se aplica subiendo de nivel los rollos subsecuentes, respetando el traslape marcado por el fabricante, en sentido longitudinal y dando también un traslape de 10 cm en sentido transversal.

Se dejan libres los traslapes para el sello final, que se realiza levantando el traslape hasta una fundición pareja, sopleteando también el traslape del rollo anterior. Una vez fundido, se enciman los traslapes y se hace presión fuertemente con una cuchara metálica plana hasta que se obtenga un cordón contínuo, señal de que el sello fue hecho correctamente. NO SE DEBE SIMULAR EL CORDÓN CALENTANDO la cuchara y presionando ya que esto sólo marca la unión pero no la sella. En esta operación es importante que la zona del traslape a sellar esté totalmente seco para que exista un perfecto sellado del impermeabilizante prefabricado y la humedad no evite la adecuada unión entre ambos rollos.

Otras consideraciones


¿Qué zonas se pueden impermeabilizar? En las casas habitación hay numerosas zonas que se pueden y deben impermeabilizar. Entre otros trabajos que se pueden realizar en una casa están los siguientes:

¿Existe inmersión en agua? ¿Hay mascotas en las zonas a impermeabilizar? La decisión del producto y procedimiento a utilizar depende de las condiciones a las que estará expuesta la superficie. La especificación correcta de los sistemas impermeabilizantes, así como una buena ejecución de los trabajos permiten otorgar garantías reales apoyadas por resultados de laboratorio de las plantas productoras, por lo que nuestra empresa respeta las garantía marcadas en la especificación del fabricante.

IMPERMEABILIZACIÓN CON ROLLO PREFABRICADO EN EDIFICIOS

La impermeabilización con manto prefabricado es una de las formas más prácticas, rápidas y eficientes que se usan actualmente. Entre sus grandes ventajas está solucionar rápidamente problemas de filtraciones y goteras, siendo, en ese aspecto, la opción más eficiente. Son especialmente adecuadas para losas prefabricadas, vigueta y bovedilla y, en general, para todo tipo de losas monolíticas, catalanas y del tipo ligero (Panel W, Convitec, etc.). Debido a que absorbe excelentemente bien los movimientos a los que están sujetos este tipo de techos, su protección de gravilla esmaltada a fuego le imparte resistencia a los rayos ultravioleta. La impermeabilización de techos de madera, de espuma poliuretano, poliestireno (unicel) y similares condiciones en las que este sistema de impermeabilización es especialmente adecuado.

Impermeabilización de azotea con rollo prefabricado

 

Existe una gran variedad de materiales de este tipo, siendo la principal característica el grosor del manto prefabricado y el tipo de membrana de refuerzo empleada en su fabricación. Los grosores más usados son de 3.5, 4.0 y 4.5 mm. Las membranas más resistentes son de poliéster, aunque también se emplean membranas de fibra de vidrio, que resultan más económicas. Los modificadores de la mezcla asfáltica son elastómeros SBS (estireno-butadieno-estireno) que le dan al manto prefabricado la mayor elasticidad, plasticidad y resistencia a los climas fríos, y APP (polipropileno) del que se obtienen rollos prefabricados más duros.

 

Procedimiento de aplicacion del impermeabilizante prefabricado

1. Limpieza de la zona eliminando falsas adherencias, polvo, grasa y sistema anterior (zonas abombadas o mal adheridas).

2. Imprimación de la superficie para mejorar la adherencia y como matapolvos. Se recomienda una aplicación de primario o primer (“praimer”) asfáltico en una dilución 3 a 1 en agua.

df

3. Sello y recepción de bajadas de aguas pluviales. Este paso, a menudo subestimado, es de suma importancia y se requiere la máxima atención y cuidado. Se puede realizar de dos formas:

a) Aplicación de una capa con refuerzo de poliéster hasta casi fundición total, cuidando que toda la superficie quede completamente impregnada antes de aplicar el rollo en toda la superficie. Este método es usado cuando el diámetro de la bajada de agua pluvial es pequeña.

SELLO DE BAP (Bajada de Aguas Pluviales)

b) Formación de “doble flor” formando un tubo con un diámetro apenas menor al de la bajada de agua pluvial. Se calienta antes de instalarlo dejando un excedente de aproximadamente 10 cm. Se deja enfriar y, posteriormente, se cortan los “pétalos” del excedente. Se doblan hacia el piso y se funden sellando perfectamente. A continuación se aplica el manto (rollo) sobre toda la superficie adyacente a la bajada de agua pluvial. Se localiza la bajada, ahora cubierta, y se hacen cortes formando los “pétalos” sobre la bajada. A continuación se cortan los triángulos, se funden y se pegan sobre el interior de la bajada, asegurando así una IMPERMEABILIDAD TOTAL.

lñ

FORMACIÓN DE LA FLOR EN CAPA SUPERIOR

 

4. Aplicación del rollo mediante termofusión fundiendo la parte inferior del rollo en forma regular. No es necesario fundir toda la superficie ya que el éxito de este sistema está en sellar perfectamente los traslapes. Se inicia por las bajadas de aguas pluviales o por la parte más baja de la losa. En caso de ser de 2 aguas, muy inclinada o cuando hay caída libre. Se aplica subiendo de nivel los rollos subsecuentes respetando el traslape marcado por el fabricando, en sentido longitudinal y dando también un traslape de 10 cm y en sentido transversal de 10 cm.

a

Se dejan los traslapes libres para el sello final, que se realiza levantando el traslape hasta una fudición pareja, sopleteando también el traslape del rollo anterior. Una vez fundido, se enciman los traslapes y se hace presión fuertemente con una pequeña cuchara metálica plana hasta que salga un cordón contínuo, señal de que el sello fue hecho correctamente. NO  SE DEBE SIMULAR EL CORDÓN calentando la cuchara y presionando, ya que esto sólo marca la unión pero no la sella. Por último se pinta el cordón sobre la unión, o bien, al momento de sellar se aplica gravilla del mismo color para protegerlo de los rayos solares. Aunque los impermeabilizantes prefabricados pueden aplicarse con inminencia de lluvia. La superficie a aplicar debe estar libre de agua y las zonas de traslape entre rollo y rollo deberán estar perfectamente secas, ya que este es el paso crítico de este sistema. La presencia de agua evita obtener una adecuada adherencia y sellado.

a

APLICACIÓN DE DOBLE CAPA DE ROLLO

Calificar adecuadamente las condiciones que se deben evaluar para seleccionar el tipo de materiales a usar en los trabajos de impermeabilización en edificios es muy importante, ya que en general se puede disponer de más recursos para decidirse por productos más confiables y resistentes, por ejemplo, la existencia de instalaciones especiales (costosas) nos indican que es mejor aplicar sistemas de más de 8 años de garantía (prefabricados). A menos que esas instalaciones o tuberías dificulten o imposibiliten la aplicación del manto, o bien, que un mantenimiento frecuente pueda provocar mal funcionamiento o reparaciones costosas.
Las opciones para impermeabilizar edificios, condominions, escuelas, etc. Varían y pueden ser mantos prefabricados, productos en emulsión, acrílicos en algunos casos e incluso epóxicos o de poliuretano.